Métodos, observaciones y procesos

En Enero, comenzamos con nuestro primer bloque sobre alineamiento y fuerza. Tanto Manouk como yo dividimos la clase y la planeamos inmediatamente después de nuestro último intercambio en Leeds. Nuestro pensamiento estaba fresco y pleno de nuevas ideas para probar. 

Establecimos un total de seis ejercicios combinados,  los cuales se basaban en 

  1. Conciencia corporal. 
  2. Calentamiento de la parte superior del cuerpo. 
  3. Ejercicios de fuerza en el suelo. 
  4. Locomoción. 
  5. Resistencia en relación al suelo. 
  6. Ejercicios de la parte inferior del cuerpo.  

Además decidimos juntas como colaboradoras, que algunos de los test debían ser dirigidos a los bailarines/as realizando un seguimiento del principio hasta el final del primer bloque. Durante este blog no voy a destacar el resultado de los test, ya que solamente al final podremos hacer una valoración de si los mismos han significado un cambio significativo.  

Durante tres meses hemos trabajado con el grupo de la compañía. El cual cuenta con un total de siete personas: 2 internxs, 4 bailarinxs con Síndrome de Down y un bailarín con espasmos. El grupo trabaja dos días a la semana (martes y viernes) con dos horas de entrenamiento de 9:30 a 11:30 de la mañana.

Comenzamos con la clase que Manouk y yo habíamos creado después del intercambio. Dentro de este blog están los ejercicios y objetivos descritos abajo. Generalmente esta era la base de la clase, mientras la combinábamos con otros ejercicios o desarrollábamos los mismos más. 

Cada día, la compañía tomaba clase con distintas profesoras: Manouk impartía clase los Martes y Suzanne los Viernes. De esta manera, podríamos comprobar las pautas básicas de enseñanza  y observar qué pautas funcionan mejor Además de la con compañía, hemos trabajado con todos los miembros de nuestra comunidad: son clases orientadas a nivel debutante y son más accesibles para bailarines/as con diversas necesidades de aprendizaje, físicas o de comportamiento.

Tras tres meses, algunas cosas comenzaron a surgir a través de la observación a lxs bailarinxs. Tres meses de entrenamiento pueden traer ventajas o inconvenientes también. Observamos que algunxos bailarines/as han ganado confianza y están más satisfechos a la hora de mostrar los materiales/ejercicios a su manera. Además, pueden responder a las dinámicas de las clase más facilmente; por ello, el mismo material durante un periodo más  largo facilitó la verdadera comprensión e interiorización de los ejercicios. Sin embargo, equilibrirar y conseguir que el material de la clase fuese suficientemente interesante y motivador fue más dificil.

Otra área que hemos analizado son las habilidades sociales y emociones como la autonomía, autosuficiencia y auto reflexión. ¿Cúales son las habilidades sociales necesarias para ser un/a bailarxn profesional? ¿Qué es necesario para crecer como bailarxn y cómo podemos facilitar estas herramientas?  ¿cómo puede estos aspectos llegar a formar parte de la clase y ser entrenado  como un objetivo?

Los métodos de prueba que hemos diseñado, como la rueda para monitorizar diferentes habilidades (físicas, psicológicas y sociales) hacen oposiciones reales. Puedes ver inmediatamente dónde están las fortalezas y debilidades. Además, hemos observado que los fines y objetivos de la clase debmos recordarlos habitualmente cuando debería ser un simple recordartorio eventual. Debe llegar a convertirse en un hábito y en mi opinión esto está ligado a la responsabilidad del bailarxn; puede.  ser recordado pero a la vez debe de ser  interiorizado 

En cuanto a los ejercicios del suelo,  hemos encontrado ciertas dificultades en distintos aspectos (conciencia espacial, conciencia coportal, dinámicas, fuerza…).  Por lo tanto, creemos que es necesario introducir los ejercicios de suelo en diferentes direcciones a lo largo de la clase. Descubrimos que  para algunxs bailarinxs tanto el/la maestrx como el/la bailarxn necesitan encontrar otra forma de ejecutar el ejercicio sin mirar contínuamente al profesor/a. Para los grupos de alumnxs principiantes es muy importante este aspecto, ya que puede significar una experiencia diferente contruída de manera lenta y cuidadosa.

Al trabajar con grupos mixtos, tenemos que tener en cuenta la limitación de espacio y las adaptaciones del mismo, ya que ambas clases trabajan con el mismo objetivo. A veces es importante resaltar la importancia del espacio para que nadie se sienta excluido. Hemos observado también  que no utilizamos suficientemente las imágenes que utilizamos como ejemplo y nos gustaría interactuar y colaborar más con ellas, consiguiendo de las mismas algo más que una imagen; convirtiéndose en una propio-experiencia.

Para finalizar esta reflexión, me gustaría mencionar el gran placer que fue trabajar con el grupo y las profesoras de una manera diferente y poder reflexionar, observar y plantear preguntas, algunas de las cuales será respondidas, afirmándolas o negándolas. Sin embargo, otras clarificarán preguntas que nos lleven todavía más lejos en la exploración hacia una nueva metodología. 

Joop and Partners

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *