¡Nuevos procesos, nuevas metas!

Por Ramon Marcos 

¡Hola! Muchas gracias por estar de nuevo en nuestro blog, esperamos que lo estés disfrutando tanto como nosotrxs estamos disfrutando de este proyecto. 

En este momento, estamos desarrollando el Bloque II basado en el equilibrio y la coordinación. Este bloque es especialmente fundamental, ya  que el mismo desarrolla capacidades que son básicas tanto en el entrenamiento como el perfeccionamiento de cualquier bailarín/a profesional.  

Después de nuestra segunda residencia en Rotterdam, hemos comenzado a centrarnos de manera específica en el desarrollo de estas habilidades tras haber reflexionado en estos aspectos. Tras obtener los primeros resultados de los test, seguimos investigando sobre los procesos y los puntos que debemos observar en el análisis de los mismos. Observamos que dentro de nuestro grupo la coordinación es un punto fuerte. No obstante debemos trabajar en profundidad el equilibrio. Debemos continuar fortaleciendo la fuerza de pies y tobillos como sostén del cuerpo ya que lxs bailarines pueden realizar ejercicios con equilibrios rápidos pero tienen una mayor dificultad para prolongar equilibrios. También observamos que este déficit de equilibrio repercute en las rodillas, por lo que hemos decidido también realizar ejercicios de fortalecimiento de rodillas en equilibrio. 

Una de las lecciones más importantes que este proyecto nos está brindado es la capacidad de reflexionar de manera cooperativa sobre nuestra labor como docentes  y esta cooperación, nos permite complementar todo nuestro conocimiento mediante los pensamientos y opiniones que lxs demás miembrxs del proyecto nos aportan. 

Tras comenzar el segundo bloque, cada vez somos más conscientes de la importancia de conseguir que nuestrxs bailarines/as desarrollen las habilidades de una manera artística y creativa y que aprendan a reflexionar sobre los factores que involucran al cuerpo al realizar determinados movimientos. El desarrollo de reflexión y análisis por su parte, para nosotros es fundamental a la hora de desarrollar su capacidad dancística y su movimiento. Para ello, les indicamos qué objetivos queríamos conseguir en cada ejercicio y que fuesen ellos mismos los que realizasen las distintas propuestas para conseguir dichos objetivos. Por ejemplo, en un ejercicio de equilibrio con unas telas, debían conseguir formar estructuras sólidas con pareja a distinta altura.  

Aceptamos  la diversidad corporal como una de las genialidades que nuestros grupos de bailarinxs  tienen y por tanto, es nuestra función como pedagogxs saber transmitirles correctamente las técnicas que les permitan acceder a los conceptos que buscamos, así como hacer accesibles los ejercicios para todxs. Cuando nos referimos por ejemplo a equilibrio, tras buscar y reflexionar sobre este concepto y sobre qué involucra el mismo en la danza, llegamos a la conclusión de que el equilibrio no podemos entenderlo de una manera únicamente estática, así como que dentro de la coordinación existen factores externos e internos que deben intervenir a la hora de desarrollarla.

Como pedagogxs en este punto aparece una pregunta: ¿Cuál es el punto en que los conceptos de la danza dejan de estar conectados? La respuesta es siempre la misma: nunca. Independientemente de la búsqueda que realicemos para desarrollar unas capacidades concretas, las demás siempre estarán afectadas y por tanto, siempre conseguiremos desarrollar mediante la danza varias capacidades al mismo tiempo de manera consciente o inconscientemente.  

Por ello es tan importante para nosotrxs la reflexión sobre el método, los conceptos y los objetivos que estamos buscando desarrollar en nuestros bailarines; así como aquellos elementos que les permitan comprender e interiorizar la danza en su evolución. En definitiva, evolucionar hacia un compromiso profesional de manera motivadora e inspiradora.

Para finalizar este blog, nos gustaría destacar la gran motivación que nuestro grupo de bailarines/as está teniendo hacia el proyecto y la gran aportación que el mismo nos está haciendo a la hora de reflexionar, aprender y valorar en nuestra propia práctica como docentes, así como estar descubriendo aspectos sorprendentes en los bailarines/as.

Podríamos resumir esta gran aventura de aprendizaje con una frase de Nietzche y la importancia de aprender a observar:

“Si miras durante largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.”

¡Muchas gracias por tu atención y hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *