The Aspects of Balance

El equilibrio es un tema difícil de explicar. Para la mayoría de las personas se considera algo obvio; sin embargo, no para todo el mundo el equilibrio es gratificante. Para algunxs bailarines con ADS, hiper movilidad, problemas de audición y visión, esta puede ser una tarea difícil. Incluso podría causar síntomas que acompañen a la inestabilidad como: mareos, vértigo o dificultad con la concentración y la memoria.

Primero, debemos establecer lo que entendemos por equilibrio: “El equilibrio es la capacidad de mantener el centro de la masa corporal por encima de su base de apoyo”.

Por ejemplo, dentro del cuerpo del/la bailarín/a, a menudo nos referimos al centro de gravedad. Esto, no es tan simple como con una pelota, donde el centro de gravedad se encuentra en el centro de la pelota.¿Sabías que la mitad superior del cuerpo es más alta que la mitad inferior? Alrededor del ombligo está tu propio centro de gravedad personal. Cuando estés quieto verticalmente sobre tus pies, tu cuerpo estará equilibrado. Sin embargo, si empiezas a inclinarte hacia un lado, todo el cuerpo estará cambiando para mantener su equilibrio. El centro de gravedad ya no estará por encima de la línea central de los pies. Cuanto más te inclines, más caerás. Es un hecho, que es más fácil mantener el equilibrio con un centro de gravedad más bajo. Por ejemplo, es más fácil sentarse en una silla, inclinarse hacia adelante y luego hacer lo mismo de pie.

Y todos sabemos que dentro de la profesión de la danza, estamos constantemente trabajando el equilibrio y el centro de gravedad. Nos encanta sumergirnos en el espacio y desafiarnos a nosotros mismos. Sin lugar a dudas, el equilibrio no es solo una parte del cuerpo, o la parte alrededor del ombligo. Ni siquiera es un estado del ser, sino mucho más que eso. Es casi un cuerpo total, un estado holístico, o incluso una experiencia. El equilibrio está regulado y mantenido por un conjunto de sistemas de control sensomotor que incluyen: información sensorial desde la vista (visión), propiocepción (tacto) y el sistema vestibular (movimiento, equilibrio, orientación espacial). Todos ellos, se unen funcionalmente para integrar la entrada de información al cerebro y comunicarla a los músculos para una respuesta efectiva. Incluso los factores psicológicos podrían afectar nuestro sentido del equilibrio.

Por lo tanto, hemos experimentado como socios dentro de este proyecto, que las mejoras dentro del equilibrio solo se pueden lograr si trabajamos con elementos internos y externos a través de ejercicios que incluyan la vista, el tacto o la conciencia corporal por ejemplo. De igual modo, la fuerza de ciertos grupos musculares no puede ser excluida. Por ejemplo, el enfoque en el tobillo del bloque 1 es un elemento clave que debe ser entrenado a la hora de mantener el equilibrio.

Esperamos que hayas disfrutado del blog. Puedes usar esta información para llevar a tus bailarinxs al siguiente nivel.

Saludos, joop