Conciencia corporal

La conciencia corporal es nuestra comprensión interna de dónde está nuestro cuerpo en el espacio y determina lo eficientemente que podemos movernos.

La conciencia corporal es nuestra comprensión interna de dónde está nuestro cuerpo en el espacio y determina lo eficientemente que podemos movernos. Puede considerarse como una combinación de conciencia interoceptiva, propioceptiva y espacial. La recopilación y el procesamiento de la información por nuestro cerebro y sistema nervioso, recibidos a través de todos nuestros diferentes sistemas sensoriales, forman nuestra comprensión y conciencia de nuestro propio cuerpo. La conciencia corporal es, por lo tanto, la base para todo el desarrollo de habilidades de movimiento.

Iniciar la conciencia corporal a través de actividades sensoriales táctiles al inicio, mejorará la función motora durante el resto de la clase. Es importante prestar atención a la dirección del movimiento y al nivel de presión, ya que estos afectarán el resultado.

Las señales táctiles pueden ser una ayuda eficaz para el control postural. “Masajear” el cuerpo puede introducir la idea de que la energía fluya en direcciones específicas en el cuerpo, animando al/la bailarín/a a alargar la columna vertebral y la parte delantera de la cadera, soltar los huesos y su peso en los talones y abrir los hombros hacia los lados. Las propuestas pueden ser dadas por un/a compañerx, docente o el/la propix bailarín/a. A continuación, vamos a detallarlas describiendo donde pueden colocarse en la clase, y si son a través de una señal verbal, táctil o recordatoria.

Las señales táctiles, sirven para aumentar la conciencia de nuestro cuerpo e incluyen masajear, frotar, dar palmadas y presión. Sin embargo, para que estas señales sean eficaces, el/la bailarín/a necesita prestar atención a la sensación y notar la misma en su cuerpo. Esto es necesario para lograr un mayor control. Cuanta más atención presten los/las bailarinxs a la sensación que produce en su cuerpo, mayor será la conciencia corporal y el control sobre él mismo.

Diagrama que muestra claramente los patrones de dirección de la energía del cuerpo

Guía para la enseñaza

Estas actividades son más adecuadas al comienzo de la clase. Sin embargo, pueden ser utilizadas como introducción de otro ejercicio, que tenga un enfoque específico.

Esta actividad utiliza una amplia gama de métodos de enseñanza que engloba diferentes estilos de aprendizaje.  Los métodos visuales y táctiles de comunicación son generalmente más accesibles y eficaces para los/las bailarinxs con diversidad intelectual.

En estas actividades utilizamos los siguientes métodos de enseñanza. Sin embargo, puedes encontrar otros métodos en la lista más adecuados para tus bailarinxs:

Auditivo

  • instrucción verbal
  • uso de la voz, la entonación, el ritmo
  • uso de música/sonidos
  • imágenes expresadas verbalmente

Visual

  • demostración física
  • imágenes visuales (imagen, objeto)

Táctil

  • señales táctiles dadas por unxmismx, compañerx o maestrx 
  • objetos físicos

Kinestésico

  • experimentar cómo el movimiento se percibe. Por ejemplo, resistencia y presión, sin esfuerzo, etc.

Expresión

  • expresión verbal a través del/la compañerxo docente
  • expresión visual del/la compañerxo el/la docente
  • expresión táctil del/la compañerxo el/la docente
  • expresión visual y de autocorrección

Respiración

La respiración acompaña a todo movimiento.  Debemos tener conciencia sobre el uso de la respiración que puede ser incorporado en todos los ejercicios, pero también es bueno desarrollar ejercicios específicos de utilidad. El lugar de la clase donde introducimos estos ejercicios es clave. Introducir la conciencia en la respiración al principio de la clase, da pie a que el/la pueda referirse a ella cuando sea necesario. Aun así, puede utilizarse antes de una actividad para enfocarse en ella y evitar detenerse durante la misma.

Cómo controlar el uso de la respiración

Trabajar con la respiración puede ser un reto. Lxs bailarinxs a menudo creen que controlar su respiración es frustrante o incluso aterrador y pueden dejar fácilmente la mente en blanco. Además, la ansiedad puede degenerar en hiperventilación por lo que debemos ser muy precavidos.

Sin embargo, las técnicas de respiración también pueden ser útiles para ayudar a lxs bailarinxs a aprender a manejar sus emociones. Centrarse en respirar lentamente puede ayudar a reducir la ansiedad o el malestar, al detenerse por un momento y volver a concentrarse para reencontrar su equilibrio emocional.


Consejos:

  • mantén los ejercicios en una corta duración
  • concentrarse en la respiración continua y ralentizada
  • considerar el movimiento que la acompaña, por ejemplo, exhalar cuando realizas un empuje o una fuerza
  • los accesorios que facilitan la visualización de la respiración son muy útiles. Por ejemplo, un globo lleno de confeti o un paracaídas para demostrar la expansión y el movimiento producido en la respiración

Conciencia en la respiración

Esta actividad desarrolla una mayor conciencia de cómo la espalda puede expandirse al respirar.  La expansión de esta área puede ayudar a que la respiración sea más eficiente al moverse y evitar que otras áreas se vean afectadas. Por ejemplo, levantar los hombros o restricción del pecho.

En parejas:

  • una persona se tumba boca-abajo y apoya la frente en el suelo quedándose quieta, respirando con normalidad.
  • el/la compañerx observa a su pareja, observando cómo la respiración mueve distintas zonas de la espalda.
  • después, coloca sus manos suavemente en las zonas donde se mueve la espalda del/la compañerx. Sus manos van cambiando de posición acompañando el movimiento de espalda del/la compañerx.
  • después, intercambiar roles.

Existen numerosas prácticas de respiración que pueden ser útiles y pueden adaptarse para la clase de danza.

Encuentra más ejercicios en la página de Recursos

Pautas de enseñanza

Esta actividad utilizamos los siguientes métodos de enseñanza. Sin embargo, puedes encontrar otros métodos en la lista más adecuados para rus bailarinxs:

Auditivo

  • instrucción verbal
  • uso de la voz, entonación, ritmo
  • uso de música/sonidos
  • ejemplos impartidas verbalmente

Visual

  • demostración física
  • imágenes visuales (imagen, objeto)

Táctile

  • señales táctiles dadas por uno mismo, por el compañero o el docente
  • objetos físicos

Kinestésico

  • experimentar la sensación en el cuerpo. Por ejemplo, a resistencia y la presión sin esfuerzo.

Expresión

  • expresión verbal a través del/la compañerxo docente
  • expresión visual del/la compañerxo el/la docente
  • expresión táctil del/la compañerxo el/la docente
  • expresión visual y de auto corrección